Connect with us

ÚLTIMAS NOTICIAS

El gran pecado de Letizia el dia de su pedida qye hoy se aplaude

Published

on


Elena de los Ríos

Con la perspectiva de los 20 años que nos separan de
aquella presentación, pedida o anuncio de compromiso, una escenificación del amor según el guión prefijado de Casa Real que vimos en las infantas Elena y Cristina, varias evidencias saltan a la vista. La primera, la triste manera en la que aquella
pizpireta Letizia del traje blanco se fue difuminando conforme trataba de integrarse en la familia real. La segunda, cómo ha cambiado la opinión publicada sobre la entonces periodista prometida.

Nadie puede negar el arrojo de Letizia Ortiz, periodista famosa, divorciada y, como se dijo hasta la saciedad, «nieta de taxista», para
atreverse con un noviazgo que la haría reina. Ciertamente el príncipe Felipe debió advertirle sobre lo que se le venía encima pero, sin duda, pudo el amor. Solo una mujer muy segura de su felicidad
salta al ruedo más cruel con la guardia tan baja. Cuando, entusiasmada, Letizia le dijo al futuro rey «déjame terminar», ella misma se ofreció, incauta, al rejoneo.

Recordemos la escena. Cogidos de la mano, sin poder dejar de sonreír y, seguramente, con esa euforia de quien sabe que ha ganado una batalla, Letizia y Felipe posaron ante los fotógrafos en el jardín de Zarzuela. Se contó que los reyes trataron de impedir el compromiso, pero que el príncipe de Asturias amenazó con
‘vivir en pecado’ si no aceptaban a su elegida. Los periodistas preguntaron qué iba a pasar con su carrera y fue entonces cuando
ella, de blanco, al ser interrumpida por el novio, le dijo: «Déjame terminar».

Ahí empezó la leyenda de una mujer soberbia, con ansias de protagonismo y mandona, con un carácter impropio de una reina, que continúa al fondo de las
críticas que se le dedican a Letizia. No son nada nuevo, pues las mujeres con poder, con autoridad, con presencia pública o claramente asertivas suelen ser censuradas por
tomar la palabra como lo haría un hombre. Esta especie de censura previa que afecta a las mujeres viene de lejos, como explica la historiadora Mary Beard en su superventas «Mujeres y poder. Un manifiesto».

A Letizia se le suponía la timidez y silencio

«La ‘Odisea’, en los comienzos de la literatura occidental, nos dio un modelo para silenciar la voz de las mujeres», explica la historiadora británica. Se refiere a lo que le dice Telémaco, hijo de Ulises y Penelope, a su madre: «Madre mía, vete adentro de la casa y ocúpate de tus labores propias, del telar y de la rueca. El relato
estará al cuidado de los hombres, y sobre todo al mío».

San Pablo también defendió el silencio de las mujeres en la Primera carta a los Corintios en un texto, la Biblia, que puede considerarse el más influyente de nuestra cultura. «Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque
no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice», escribió. Para reforzar estas instrucciones culturales, también se hizo verdad popular de un mito: el que dice que las mujeres no podemos parar de hablar. O, mejor dicho, de parlotear.

Dos ensayos que han sido superventas, ‘Los hombres me explican cosas’ y ‘Cállate: el poder de mantener la boca cerrada’, explican hoy que las mujeres no solo no hablan más que los hombres, sino que son más interrumpidas en las reuniones y hasta es habitual que
les roben las ideas sus compañeros de trabajo. Dan Lyons, autor del segundo, acude a un estudio que demuestra que cuando las chicas de una clase hablaban el 50% del tiempo, se percibía que eran ellas las que dominaban la conversación. Incluso cuando las mujeres hablan menos que los hombres, los hombres dicen que hablan demasiado.

Felipe y Letizia posaron en el jardín de Zarzuela, antes de mostrar sus anillos de compromiso ante los fotógrafos. (FOTO: GETTY IMAGES)

Uno de los capítulos de su libro se llama «Mansplaining, manterrupting y manalogues», o sea, el hábito masculino de
explicar cosas a las mujeres, de interrumpirlas o de monologar, como si ellas no tuvieran nada que decir. Allí cuenta que
las mujeres sufren ‘mansplainig’ hasta seis veces a la semana. Cita un experimento de la lingüista Kieran Snyder: analizó 15 horas de reuniones y contó 314 interrupciones, dos tercios realizadas por hombres, el 70% a mujeres. Del tercio realizadas por ellas, el 89% era a otra mujer.

Ninguno de estos libros, ni de los miles de artículos que se les han dedicado, existían en 2003, cuando Letizia pidió a un hombre que sería rey que no la interrumpiera. Tampoco había irrumpido en 2003 el feminismo del 8M español, el Ni una menos de Latinoamérica o
el #MeToo de Hollywood. Estos movimientos lograron que ciertas ideas feministas entraran en el sentido común, de forma que los
marcos de interpretación acerca de las mujeres se modificaron.

Letizia logró darle la vuelta a las críticas cuando fue reina

Pero no solo el feminismo ha afectado a la consideración de la figura de la reina Letizia. También todo lo sucedido con posterioridad, los sucesivos
escándalos protagonizados por Iñaki Urdangarin y el rey Juan Carlos, han influido. Más aún: hoy sabemos que, cuando más arreciaban los insultos y críticas en la prensa hacia la princesa de Asturias, mayor era el temor en Casa Real de que trascendiera la situación matrimonial del rey Juan Carlos. Mientras se señalaba a
Letizia como una ‘malvada bruja’, nadie se percataba de la existencia de Corinna Larsen.

Veinte años después, el relato alrededor de la figura de Letizia ha girado 180 grados. Paradójicamente, la reina lo ha logrado gracias a su silencio, pues mientras duró aquella tormenta de
críticas estereotipadas se limitó a encajarlas sin decir esta boca es mía.
Resistió, persistió y venció. Obviamente, todo cambió en 2014, con su proclamación.
El poder le sienta bien a Leticia. Le ha permitido resarcirse, demostrar que sí tiene el carácter que requiere una reina. Y ahí están sus hijas, una de ellas futura reina, para probarlo.





Source link

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMAS NOTICIAS

Esta es la crema de manos con aceite de argán por la que todo el mundo me pregunta

Published

on


Carla Domínguez

Nunca tanta gente me había preguntado por una crema. Pero no, no te hablo de cremas faciales, sino de manos. Sorprendentemente, desde hace unas semanas todo el mundo me dice: «¿pero qué
crema de manos llevas?» «¿por qué huelen tan bien tus manos?».

La realidad es que en invierno mis manos sufren bastante. Yo creo que le pasa a todo el mundo. Las
uñas se vuelven algo más quebradizas y la sequedad es uno de los mayores problemas de las manos en invierno. Todo ello, como consecuencia del invierno y las bajas temperaturas.

Aunque creas que la gente no se fija en las manos, estás algo equivocada. Es una de las primeras zonas del cuerpo que nos fijamos de otra persona. Además,
unas manos descuidadas y secas solo pueden traernos problemas con el paso del tiempo.

Por eso, es fundamental
hidratarse bien las manos, utilizar un buen protector solar y así evitar enfermedades o el envejecimiento prematuro de la piel. Las manos, como el rostro, también hay que cuidarlas ya que pueden ser suspcetibles a infecciones.

En mi caso, no solo el frío hace que tenga las
manos más sensibles, también el continuo lavado de manos. Me lavo muchísimo las manos. Una manía que tengo desde siempre y que hace que tenga que darle un cuidado extra a la piel con una buena hidratación.

Por este y otros motivos, soy una fanática de las cremas de manos. Me gusta probar todo tipo de
cremas de manos y en mi bolso siempre (siempre) llevo una. Incluso cuando me voy de viaje -aunque sea solo un fin de semana- tengo en el neceser una crema de manos.

Mi última adquisición parece que ha causado sensación por lo bien que huele. Se trata de una crema nutritiva de una mis marcas favoritas para el cuidado capilar y seguramente también hayas probado en alguna ocasión,
Moroccanoil. Y ahora tiene una crema de manos, ¡maravillosa!

Crema de manos de Moroccanoil con textura ligera. Foto: Sephora.

Es la crema de manos por la que más me han pregunado. Se trata de una crema muy hidratante que combina
el aceite de argán con manteca de cacado y karité. Hidrata al máximo las manos, no engrasa y se absorbe rápidamente sin problema.

Además, cuenta con
ácido hialurónico, por lo que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. También ayuda no solo a mantener las manos hidratadas, sino también a cuidar las uñas porque permite restaurar las cutículas.

Crema de manos con aceite de argán de Moroccanoil. /

sephora



En Sephora por 22,99 euros



En Amazon por 18,39 euros

Es una crema de manos que también me gusta porque
tiene una textura muy suave y ligera. No deja sensación pesada en las manos y huele increíble. Si te gusta el clásico olor del aceite de argán (recuerda mucho a verano), se convertirá también en uno de tus favoritos.

Lo que opinan los usuarios

Parece que no soy la única que está últimamente interesada en esta cremas -además, también de mis amigas- porque acumula en plataformas como Sephora
más de 800 opiniones. La mayoría está muy contenta con esta crema de manos y afirman
usarla antes de dormir para levantarse con las manos extra hidratadas: «lo uso antes de acostarme, deja mis manos hidratadas y con un olor estupendo», comenta una usuaria.





Source link

Continue Reading

ÚLTIMAS NOTICIAS

Las bombas contra Kate y Guillermo en Endgame: ambiciosos, cobardes y manipuladores

Published

on


Elena de los Ríos

La posibilidad de que el príncipe Harry y Meghan Markle
lleven a sus hijos a Sandringham esta Navidad ha estallado. Si el rey Carlos desea pasar tiempo con sus nietos Archie y Lilibet tendrá que idear otro escenario, pues un nuevo libro alimentado por los duques de Sussex
atiza, y de lo lindo, a su heredero. Según Omid Scobie, autor de ‘Endgame: Inside the Royal Family and the Monarchy’s Fight for Survival»’, el auténtico malvado, el villano absoluto del drama protagonizado por los Windsor no es el monarca ni su consorte Camilla. Es Guillermo, príncipe de Gales.

La narrativa da un giro de 180 grados, aunque
la malísima relación entre los hermanos y rivales ya era la comidilla en los clubes más exclusivos de Londres. La repetida imposibilidad para el encuentro de ambos ha sido objeto de todo tipo de especulaciones. No olvidemos que, antes de casarse, Guillermo, Kate y Harry formaron un triunvirato que arrasó en popularidad por mostrarse
cariñosos, cercanos y felices, algo inédito en una familia real británica francamente disfuncional.

Empecemos por Omid Scobie,
portavoz oficioso de los Sussex durante su aventura americana y editor de la edición estadounidense de ‘Harper’s Baazar’. Su libro se titula ‘Endgame: Inside the Royal Family and the Monarchy’s Fight for Survival’, o sea, ‘Última partida: La lucha por la supervivencia de la familia real y de la monarquía’. Sale a la venta mañana y, aunque su autor ha repetido en sus redes sociales que
no ha escrito por boca de los Sussex, es inevitable pensar que ha sido así. Scobie también es el autor de ‘Finding Freedom’, la biografía superventas de Harry y Meghan publicada en 2020.

«No tengo una
relación personal cercana con los duques de Sussex ni soy amigo de Meghan», se ha defendido el autor en distintas publicaciones. Sin embargo, su descripción sobre el estado real de la monarquía británica parece propio de un ‘insider’ con fuentes de primera. Scobie afirma que Carlos III es un «monarca impopular» y que
Guillermo y Kate tienen «hambre de poder». Debido a su ambición, ambos habrían «traicionado» al príncipe Harry.

«El príncipe Guillermo ha priorizado su lealtad a la monarquía, incluso cooperando discretamente con la prensa británica para
ensuciar la imagen de su hermano», explica Omid Scobie en ‘Endgame’. De hecho, llega a firmar que el próximo rey considera a su hermano, duque de Sussex, un «desertor». Tal
es la guerra fría entre ambos, que los hermanos no se hablan desde la publicación en enero de ‘Spare’, las memorias en las que Harry recriminó públicamente a su familia su trato hacia él.

El periodista retrata al príncipe de Gales como un hombre frío, duro e impaciente por hacerse con el poder. De hecho, afirma que Guillermo trata de aparecer en público como un padre bonachón y con sentido del humor, pero de puertas para adentro
exhibe un «temperamento terrible». Sus palabras son duras: le Omid Scobie califica al futuro monarca como «reservado en público, pero impredecible en el terreno privado. Cuando algo no sale como quiere, su cólera se desata rápidamente», explicó a ‘Paris Match’.

Los príncipes de Gales, en su visita a Jordania con ocasión de la boda del príncipe Al Hussein bin Abdullah y la princesa Rajwa Al Hussein. /

d.r.

El periodista amigo de Harry y Meghan no ahorra calificativos: «Si Carlos lidera desde el corazón y la cabeza, Guillermo es mucho más frío. Quiere que se haga su voluntad y
no le importan las personas que puedan quedar en el camino». De hecho, explica cómo
el rey Carlos se vio desilusionado cuando Guillermo no le incluyó en su proyecto con los Premios Eartshot, mediante los cuales se postula como adalid de la lucha contra el cambio climático. «Guillermo actuó como si el rey Carlos no estuviera ya apasionantemente implicado en la lucha contra el clima», aduce.

En ‘Endgame’ no faltan anécdotas que señalen al príncipe Guillermo como el verdadero villano en una familia
cegada por el poder y los privilegios. Omid Scobie desvela cómo fue el príncipe de Gales quien convenció a la reina Isabel para castigar el príncipe Andrés a raíz del escándalo de tráfico de menores y abusos de Jerry Epstein que por poco le lleva a él mismo a los tribunales. Según el periodista,
el rey Carlos no pudo cargar contra su hermano. Al contrario, «lloró al temer por la salud mental de su hermano».

Scobie
tampoco tiene una visión positiva de Kate Middleton: explica que la prensa «la infantiliza» y que la familia real «la felicita por cosas que en otros miembros de la Corona pasarían inadvertidas». En ‘Endgame’ afirma que «Kate está
demasiado aterrorizada para hacer otra cosa que no sea posar». Además, señala que desde el momento en el que apareció Meghan Markle la contempló como «una rival» y que pasaba más tiempo «hablando de ella que con ella». Kate y Meghan no se hablan desde 2019. O sea: un año antes del famoso ‘Megxit’.





Source link

Continue Reading

ÚLTIMAS NOTICIAS

Por qué rompió José María Michavila con Genoveva Casanova hace seis años

Published

on


Juanra López

Cuando Abc publicó en agosto de 2016 que
Genoveva Casanova y José María Michavila habían roto esta noticia generó cierto estupor. El que fuera ministro de Justicia durante el mandato de José María Aznar y la ex de
Cayetano Martínez de Irujo parecían haber encajado bien sus respectivas familias, los cinco hijos que aportaba el abogado y los dos de la socialité mexicana. Sin embargo,
nada era lo que parecía

La ruptura se produjo de mutuo acuerdo y el propio José María Michavila prefería dejar en el ámbito de la privacidad los motivos que habían llevado a la disolución de este vínculo y a que emprendieran caminos separados, siempre dentro de los
términos de una buena amistad. Ahora Genoveva ocupa enormes espacios en la prensa internacional por sus fotografías en Madrid
con el príncipe Federico de Dinamarca mientras que Michavila disfruta de una vida plácida en términos mediáticos.

Cómo comenzó (y acabó) su historia de amor

Su historia de amor se remontaba a la boda de la hermana de
Paloma Cuevas en junio 2014 (años más tarde surgiría un rumor desmentido que vinculaba a
Genoveva con Enrique Ponce). Unos meses antes, en noviembre de 2013 había fallecido la mujer de Michavila,
Irene Vázquez, de 40 años, poco después de dar a luz a su quinto hijo. No sería hasta octubre de 2014 cuando la historia de amor echaría a andar. Estuvo jalonada por un par de crisis que supieron superar.

Cinco años más tarde, José María Michavila pasó de nuevo por el altar. A sus 61 años
se casaba con Alejandra Salinas de 45, el 1 de mayo de 2021, en Candeleda, un precioso pueblo de la sierra de Gredos a la que asistieron solo los familiares y amigos más íntimos de la pareja, pues todavía había ciertas restricciones a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

Alejandra Salinas había mantenido anteriormente una relación sentimental con
Diego de Mora-Figueroa Iturbe, con quien tuvo dos hijos. Su historia había empezado tres años antes y vivían juntos en Puerta de Hierro, urbanización donde MIchavila y ella tenían, entre otros vecinos, a
Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa. Se habían conocido en la iglesia de San José de Madrid, donde ella cantaba en el coro y llevaron de forma muy discreta su relación.

José María Michavila y Genoveva Casanova en una imagen de archivo. / GTRES

La mayor de los cinco hijos de Michavila, Irene, ya se había casado en octubre de 2019 con
el financiero Ramón Lladó, sobrino-nieto de José Lladó y Fernández-Urrutia, miembro de la extinta UCD. Al enlace asistieron algunos de los clientes del despacho de abogados de Michavila, como
Carmen Cervera, de igual manera que
Alejandro Sanz, que también ha contratado sus servicios, asistió a la segunda boda del propio Michavila dos años más tarde.

Michavila vive rodeado de amor y con éxitos profesionales

El pasado 25 de marzo, José María Michavila ejerció de
padrino de su hija Beatriz con Diego Madurga, también en Candeleda, donde toda la familia tiene unos grandes vínculos afectivos. Esa fecha era muy significativa para todos porque hubiera sido el día que su madre hubiera cumplido 50 años y la tuvieron muy presente ese día.

En cuanto a cuestiones profesionales debemos destacar un gran fichaje de su empresa que desvelaba The Objective hace una semana. Ha contratado para su consejo de administración al que había sido máximo responsable de Credit Suite en España,
Wenceslao Bunge. Michavila de Fernando Family Partners había incorporado también hace un año a la banquera María José Beato.

Michavila, más allá de su desempeño en el despacho también
participa de numerosas iniciativas benéficas. Así, debemos destacar que es patrono de la Fundación Contemplare, Santa Teresa de Ávila, la Fundación Euro-América, la Fundación Silos y la Fundación Tierra Santa. Asimismo, en 2016 es patrono fundador de la Fundación Mencía, que promueve la investigación para combatir las enfermedades raras y desde el año pasado es patrono de la Fundación Norman Foster.





Source link

Continue Reading

Trending